El sueño de los que están despiertos es la esperanza. Carlomagno
El mundo está en las manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños. Paulo Coelho
Cuando soñamos solos, sólo es un sueño. Pero, cuando soñamos juntos, el sueño se puede convertir en realidad. Cora Weis
El que teme sufrir, sufre de temor. Proverbio Chino
Hijo de mi corazón:

"Un corazón para toda la vida"

Mi corazón te dio la vida
y en mi corazón estarás
toda la vida.

No tendrás mis ojos,
ni mi boca ni mis manos,
pero sí tendrás mi sonrisa,
mis gestos y un trozo de
mi corazón.

Te querré más que si
hubieras nacido de mis
entrañas, porque
así son las cosas que
nacen del corazón.

Te quiero donde
quiera que te encuentres.







No es la carne y la sangre, sino el corazón lo que nos hace padres e hijos. Johann Christoph Friedrich Schiller


viernes, 9 de octubre de 2009

La maternidad: biología o cultura


Una cuestión que me he planteado muchas veces es si la maternidad supone dar respuesta a un instinto natural o a una educación social y cultural que llevamos años y años recibiendo las mujeres. No sé si cuando sea madre encontraré respuesta a esta cuestión, pero por ahora me gustaría madurar esos motivos que nos llevan a las mujeres a ser madres para así intentar plantearme cambiar algunas cosas que no me gustan.

Siempre he intentado separar los verdaderos motivos de la maternidad de convencionalismos sociales y me alegro que la vida me haya obligado a plantearme esta cuestión, porque ello supone en mi una decisión más madurada y responsable para ser madre. Lo que está claro es que me he sentido más libre para tomar esta decisión, que cuando lo hice para ser madre biológica.

Para ilustrar un poco esto que digo os pego un articulo muy interesante que he encontrado sobre este tema.

..

Las mujeres tienen arraigada dentro de ellas la idea de disponibilidad
hacia sus hijos, tienen un sentido innato de la dependencia que sus hijos tienen
de ellas y, espontáneamente, tienden a ocuparse de ellos, a satisfacer sus
necesidades, a conocer esas necesidades y a atenderlas. Esas características
de sensibilidad y disponibilidad con respecto a los hijos configuran el concepto
de la maternidad. Y es una creencia muy extendida el que las mujeres
son madres no sólo porque son las que dan a luz a los hijos sino porque son
más capaces de entenderlos, de escucharles y de conocer sus necesidades.
El ejercicio de la maternidad es dar respuesta a esas necesidades básicas,
es atender a esas demandas que conocen espontáneamente. Y, precisamente,
el hecho de sentirse necesitadas puede darles un sentido vital, puede responder
a la pregunta: ¿Quién me necesita? De alguna manera ser madres es el
único vínculo duradero al que tienen acceso voluntario. Como explica Richard
Sennet en La corrosión del carácter, en el capitalismo actual los lazos y compromisos
a largo plazo van erosionándose, de modo que los hijos pueden ofrecer
un ancla emocional frente a las mareas del cambio (Sennet, 2000).
El empleo, la pareja, la familia extensa y las relaciones locales son
mucho más inestables que en el pasado, sin embargo las madres siguen siendo
madres para siempre. Además de suponer una ancla emocional, los hijos
son una faceta de la vida muy distinta a la laboral o incluso a la pareja.

Mientras que lo demás puede presentar limitaciones a las señales de afecto y
otros peligros, los hijos son personas a las que se puede amar incondicionalmente
y sin reparos. Otros análisis de las relaciones de maternidad coinciden
en la importancia del altruismo y de la vinculación afectiva para toda la vida
como las características que las distinguen de cualquier otro tipo de amor o
afecto. «Los hijos proveen a las madres de un contexto en el que es posible e
incluso esencial mostrar afecto y compromiso […] Puede que haya pocas
otras oportunidades para los adultos en expresar su lado cálido, cuidador y
altruista» (Phoenix et al., 1991, pág. 56).
http://obrasocial.lacaixa.es/StaticFiles/StaticFiles/3f95b8350ccef010VgnVCM1000000e8cf10aRCRD/es/es04_c5_esp.pdf



Hace siglos que ha existido la creencia social que la mujer nace para ser madre, para tener y criar a los hijos y esa losa es dificil quitársela de encima, y ya no se trata de feminismo, sino de libertad de elección. Hoy la mujer es más libre a la hora de elegir ser madre o no, siempre con las limitaciones que les pone la propia biología, pero sigue estando muy influenciada por la sociedad.


Como decia antes, a mi la vida me cerró el camino de la biología para ser madre, y la sociedad ya no me "empujaba" a serlo. En cierto sentido, tenía una buena excusa. Pero son esos motivos de los que habla el artículo los que me han llevado a querer ser madre: a la necesidad de entrega, a ese altruismo de darlo todo, a crear ese vinculo con una personita que sea irrompible y para toda la vida y a sentirme necesitada. Creo que son sentimientos que solo te los puede dar una hijo. Entonces ¿donde colocariamos estos motivos, en biologia, por ser inherentes a mi condición de mujer?; ¿o a la educación social, porque me han educado para proteger y cuidar a los hijos?. ¿Por que los hombres no tienen esa necesidad de entrega tan fuerte con sus hijos?. ¿Que pensais vosotros?.

Bueno ya sé que es muy dificil distinguir una cosa de otra, pero me encantaria saber vuestra opinión.


9 Han comentado:

Pastor sábado, octubre 10, 2009

El 19 de marzo de 2.006 escribí esto en un foro de adopción:

“Madre no hay más que una”

Y digo yo, ¿qué pasa con los padres? ¿Acaso puede haber más de uno? ¿O es que no amamos también?

Hoy me he sentado frente al teclado pensando en todo lo que se pierden muchos hombres-padres por haber sido criados en una sociedad en la que mostrar los sentimientos siendo del sexo masculino puede llegar a ser visto como un signo de debilidad. Una sociedad en la que aquellos hombres que muestran sus sentimientos son vistos como rara avis por los que les rodean.

Desde antes que mi camino se cruzara con el de Silvia, la palabra familia había ido tomando cuerpo y forma en mi mente y en mi corazón. Y una vez que decidimos que había llegado el momento de ser padres, algo cambió en mi vida, en mi forma de pensar y de expresarme. Pero el camino biológico no dio el resultado deseado y la Providencia, el azar, la suerte o simplemente el destino nos enseñó que hay más de una forma para lograr ser padres. Y así descubrí el verdadero sentido de la frase “por un hijo se llega a hacer cualquier cosa”. ¡Cualquier cosa!

Durante los últimos 15 meses he aprendido que ser padre va más allá del mero hecho de haber aportado la mitad del material genético de un embrión. He aprendido que “cuando sea padre, comeré huevos”. He aprendido que el dolor y la desesperación de todavía no ser padre sólo se pueden soportar imaginando todos los momentos que viviré cuando al fin lo sea. He aprendido viendo las caras de todos los que ya son padres que el papel que nos depara la vida es enormemente satisfactorio; ¿os habéis fijado como se os llena la boca cada vez que pronunciáis la frase “mi hijo” o “mi hija”? ¡Eso es ser padre! He aprendido a tener paciencia y a saber esperar sin desesperar. He aprendido que cada día me quedan muchas más cosas por aprender antes de ganarme los “galones” para ser padre.

Ya puedo responder con facilidad la pregunta de por qué quiero ser padre. Quiero ser padre porque en mi interior nace una fuerza irresistible que se abre paso milímetro a milímetro, y una voz y un sentimiento que no puedo callar ya por más tiempo. Quiero ser padre porque quiero ver a Silvia ser madre. Quiero ser padre porque simplemente… ¡ya no aguanto más sin serlo!, porque no hay un momento del día en el que no esté en mi pensamiento hacer esta cosa o aquella otra con mi familia completa. Quiero ser padre para poder compartirlo con todos vosotros/as que cada día me dais la fuerza para poder seguir aguantando el tipo en esta larga e interminable espera. Quiero ser padre porque tengo mil millones de ideas, historias y sentimientos que hacer llegar algún día a mi/s hijos/as.

Cada vez que aparecen fotos en vuestros correos se me cae la baba viendo a esos pequeños que son la mayor alegría de vuestras vidas. No podéis imaginar cuántos sentimientos brotan en mi interior cuando veo a esos papás abrazando a sus hijas, o jugando con sus hijos. Vuestra enorme sonrisa, ¡lo dice todo! Se nota el orgullo, la satisfacción, el cariño, y ese amor con mayúsculas que todo lo puede, que logra derribar paredes y da fuerza para escalar montañas. Imagino esos cuerpecillos acurrucados en vuestros brazos, esos secretitos que les decís cada noche al oído, esa baba chorreante que os desborda con cada gesto de sus caritas.

Así que hoy que oficialmente se celebra el día del padre, quiero felicitaros a todos de todo corazón, y prometeros que seguiré haciendo lo posible para ser merecedor algún día de ese maravilloso título que vosotros ya ostentáis y que no es más ni menos que el de ser papá.


¿Biología o cultura? Lo siento Isabel porque no tengo respuesta. Digamos que en mi caso el sentimiento y la necesidad de querer ser padre es algo que nace "de mis entrañas".

Un besote.

laura sábado, octubre 10, 2009

Ser madre, es algo que sentí no se cuando... desde siempre creo, mucho antes de sentir la necesidad de ser la mitad de alguien, antes de querer estudiar mi carrera o dedicarme a mis niños. No me sentí nunca presionada por nadie, y no porque no presionen; una vez te casas el ¿para cuando los niños? viene solo. Cuando llegó la hora en que encontré al padre de mis hijos sentí que estaba más cerca pero no sentí que ese fuese el momento (tenía 18 años) y así fue pasando el tiempo. Un día sentimos que faltaba algo en casa en nuestra familia, no poprque nos faltara a nosotros porque como dice Victor manuel en una canción "para la ternura siempre hay tiempo" pero necesitabamos ser imprescindibles para alguien, dedicarnos en cuerpo y alma a alguien y amar incondicionalmente. Pastor, con su facilidad de expresión, emoción e inteligencia ha expresado arriba y en ese post que escribió en su dia y que hoy me ha hecho llorar por segunda vez, lo que todos sentimos cuando esperamos y debemos prender a desesperar. Siempre quise tener hijos y siempre me planteé tenerlos por las dos vias (desde muy pequeña en mi familia y mi vida la adopción ha estado presente) y es que a mi me encanta experimentar el amor y la vida por todos sus frentes. Así llegamos a nuestra decisión y esperé a cumplir esos 30 años que pedia china para empezar a adoptar y al poquito de cumplirlos presentamos la solicitud. Ahora quiero ser madre más que nunca y es que el tiempo de espera, más de 4 años apremia. Pero este camino me ha dado cosas tan importantes y me ha permitido conocer a gente tan especial como tu Isabel, como Pastor y más gente. Como veo que tu has crecido mucho como persona y te has hecho una MUJER en esta espera, yo tambien lo he hecho y esa frase de "todo aquello que no nosmata nos hace más fuertes" ha cobrado mucho sentido oara mí. Lo que si no tengo dudas es que esta maternidad esta reservada para personas más evolucionadas en su interior, más PERSONAS, más luchadoras y más sensibles. Por eso en este camino encontramos muchos padres que sienten como madres y en los que la paternidad es un espejo para mirarnos el resto. Aquí en nuestro camino es donde más igualdad hay entre el sentir de un padre y una madre.... y eso me encanta y me hace querer ser MADRE ADOPTIVA.
¿que más decirte? Seguro que lo más importante es que te podré decir más cuando sigamos experimentando lo que nos queda que es lo más importante.
besotes amiga
laura

luisa maria cordoba sábado, octubre 10, 2009

La verdad es que nos han criado socialmente para ser madres y formar una familia, pero esa mentalidad está cambiando, hoy cualquier mujer, casada o no puede elegir ser madre, es una opción personal.
Lo que si te puedo decir que es un sentimiento que crece en tu interior, una necesidad de dar todo tu amor a una personita que formará parte de tu vida.
Las mujeres no se porque, nacemos con un instinto maternal.
¿Instinto natural o educación social?
Me inclino por lo primero.
Un besito Isabel.

Abrilinos lunes, octubre 12, 2009

Gracias por tus palabras Pastor que me hacen sentir tanto! Gracias por reivindicar el sentimiento de padre: “¿es que los padres no amamos también?”. Eso es lo que yo quiero oir que los padres también aman a sus hijos y que no tienen miedo de demostrarlo aunque la sociedad lo tenga mal visto. Es algo a lo me referiré en otra entrada como he insinuado en esta, porque es algo que me gustaría como tú dices: Que el padre no fuera mero colaborador ni se sintiera menos ante los hijos que las madres. Es algo que nos trae muchos desengaños a las madres y como tú dices es algo que se pierden muchos hombres por convencionalismos sociales.
Gracias por enriquecer tanto esta entrada no solo por lo bello de tus palabras, sino por como explican lo que siente un padre.
Besitos

Manuel lunes, octubre 12, 2009

hola,Isabel que tal te estoy muy agradecido por dejarme tan hermoso comentario, en verdad te digo que me siento muy a gusto en mi riconcito y espero no dejarlo nunca, porque siempre habra al otro lado alguien que como yo necesite en algun momento de su vida unas palabras de aliento o de esperanzas, palabras que se digan siempre con el mayor sentimiento y que verdaderamente salen porque si..salen del corazón y ya esta muchisimas gracias a ti a todos los que siempre estais hai para ayudar. Gracias Isabel un fuerte abrazo...

Manuel martes, octubre 13, 2009

Bueno, Isabel aqui estoy de nuevo , haber que tal me explico con esta entrada tuya que no acabo de entender muy bien.
Para mi entender la mujer no nace para ser Madre eso hay que sentirlo muy adentro del corazón, si es verdad que ya naceis con el instinto maternal, pero ser MADRE es algo mas, mucho mas, al igual que ser padre hay que sentirlo muy en el fondo en mi por ejemplo soy PADRE de una niña preciosa y te puedo asegurar que es toda mi vida lo daria todo por ella , incluso la vida si fuese necesario, ten en cuenta que al hombre lo que si os puede envidiar a las mujeres es que no pueden parir a sus hijos, aunque ya ves que no hace falta parirlos para ser MADRE O PADRE, no se si me estoy explicando bien, vamos que cuando se toma la decisión de ser MADRE o PADRE se toma con todas las consecuencias que estas hermosas palabras conlleva que no es otra cosa que AMOR, cariño y RESPETO por sus hij@s. Espero haberte ayudado en algo...un besito

M.CARMEN-J.CARLOS sábado, octubre 17, 2009

Hola. Interesante post.
La cuestión me ha recordado a un profesor que tuve hace muchos años,(cursabamos la EGB)que me preguntó en clase, ¿por qué en gran parte de los paises subdesarrollados se observan altos índices de natalidad?
y yo le solté con aires de suficiencia "por la mentalidad y cultura de sus habitantes" y me dice, "si, pero con la mentalidad no se hacen los niños..."
Entonces, nos hizo reflexionar. Y lo cierto que hoy en día, son tantos los factores, tanto biológicos-naturales como culturales-sociales los que influyen para que la gente quiera ser padre-madre que no creo que se pueda atribuir mayor importancia a uno.

Un abrazo.

Abrilinos sábado, octubre 17, 2009

Gracias por tu comentario M. Carmen ha sido muy enriquecedor y además tienes toda la razón. Si, yo creo que las cosas no son blancas o negras. Para unas mujeres será decisivo ese condicionamiento social y para otras sentirán la maternidad como una respuesta a un instinto natural; o bien una mezcla de ambos. Bueno el caso es que parece ser que en la maternidad adoptiva estamos un poco más alejados de esos condicionantes. Al menos asi lo siento yo.
Besitos
Isabel

Shari y Pedro domingo, octubre 18, 2009

Ay Isabel !!

Precisamente la entrada que acabo de hacer en mi blog, habla sobre lo que es ser madre, y porqué ya me siento así...

A veces, los hombres no es que no se sientan, es que lo manifiestan menos, por educación, por cultura o por lo que sea, nosotras tenemos mucho menos reparo para abrir nuestro corazón y dejar que sean nuestros sentimientos maternales los que hablen por nosotras.

Pero a nuestro lado, caminan esos padres maravillosos, que se derretirán la primera vez que de esa boquita de bebé salgan las dos sílabas más bonitas del mundo... papá..

Un besazo preciosa !!

Publicar un comentario

Gracias por enriquecer esta entrada con tus comentarios

Nana china Ma Ma Hao

Shi shang zhi you ma ma hao
you ma de hai zi xiang ge bao.
tou jin ma ma de huai bao
xin fu xiang bu liao


shi shang zhi you ma ma hao
mei ma de hai zi xiang ge cao
li kai ma ma de huai bao
xin fu na li zhao.


(Mi mamá es lo que más quiero en el mundo, es mi mayor tesoro.
El corazón de mami salta y mi felicidad no tiene fin.
Mi mamá es lo que más quiero en el mundo,
sin ella soy como una brizna de hierba que se lleva el viento,
si estoy lejos de mi mamá como podré ser feliz?)

POEMAS

POEMAS

Dos mujeres, dos madres

"Había una vez dos mujeres que no se conocían,
De una no te acuerdas, a la otra la llamas madre.
Dos vidas diferentes se pusieron de acuerdo para darte la vida.
Una se convirtió en tu estrella del norte, la otra en la luz del sol.
La primera te dio la vida, la segunda te enseñó a vivir,La primera te dio la necesidad de ser querida, la segunda estaba allí para quererte.La una te dio la nacionalidad, la otra te dio un nombre,La una te dio la semilla de la inteligencia, la otra te dio un alma.La una te dio las emociones, la otra hizo desaparecer tus miedos.La una vio tu primera sonrisa, la otra enjuagó tus lágrimas.La una renunció a ti, era todo lo que podía hacer.La otra quería un hijo con todo su corazón y Dios la llevó a ti.Y ahora me pides con lágrimas en los ojos, la vieja cuestión, herencia o entorno?Que hace que seas como eres?Ni la una ni la otra, querida
¡tal sólo dos formas diferentes de amor!"

LA EDUCACIÓN

"Educar es lo mismo
que poner un motor a una barca...
hay que medir, pensar, equilibrar...
... y poner todo en marcha.

Pero para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino...
un poco de pirata...
un poco de poeta...
y un kilo y medio de paciencia concentrada.

Pero es consolador soñar
mientras uno trabaja,
que ese barco, ese niño
irá muy lejos por el agua.
Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes, hacia islas lejanas.

Soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá
nuestra bandera enarbolada."

(Gabriel Celaya)

Quiero por Jorge Bucay

Quiero que opines sin aconsejarme.

Quiero que confíes en mi sin exigirme.

Quiero que me ayudes sin intentar decidir por mi.

Quiero que me cuides sin anularme.

Quiero que me mires sin proyectar tus cosas en mi.

Quiero que me abraces sin asfixiarme.

Quiero que me animes sin empujarme.

Quiero que me sostengas sin hacerte cargo de mi.

Quiero que me protejas sin mentiras.

Quiero que te acerques sin invadirme

Quiero que conozcas las cosas mías que mas te disgustan.

Quiero que las aceptes y no pretendas cambiarlas.

Quiero que sepas que hoy puedes contar conmigo sin condiciones…

Blogs de familias


Sólo al soñar, somos libres.
Se ha producido un error en este gadget.

Parasaber.com/adopciones

Esperando Contenido Widget ...

Bloquear

trucos blogger

La paloma de la paz del precioso blog amigo "Al sol de Paco Alonso"

Todo sobre China

Seguidores

Premios amigos

bloquear

trucos blogger
Se ha producido un error en este gadget.

Esperandote 2008 © Blog Design 'Felicidade' por EMPORIUM DIGITAL 2008

Back to TOP